Pre-ajedrez

A través del ajedrez los niños aumentan su capacidad de atención y concentración logran aprender a calcular, visualizar, analizar, planear, solucionar problemas, tomar decisiones y estructurar su pensamiento lógico. Fomentar los valores como el respeto, la responsabilidad, la solidaridad, la paciencia, la tolerancia, la disciplina y asumir correctamente la victoria y la derrota entre otras virtudes. Formar el pensamiento lógico-conceptual. A través del juego se intenta que los alumnos disfruten con el Ajedrez y se van presentando progresivamente las distintas piezas, sus movimientos, las normas, estrategias y la aceptación de los propios errores.